Dona tu consola para un niño hospitalizado con Juegaterapia

Dona tu consola para un niño hospitalizado con Juegaterapia

En la primavera de 2010 Mónica Esteban le dio una PlayStation a un niño que estaba recibiendo tratamiento de quimioterapia en un hospital. El pequeño se animó y afrontó su enfermedad con una sonrisa. Así nació Juegaterapia.

 

Si el hospital intimida a los adultos, imagínate a los más pequeños. Al estar fuera de casa, alejados de los suyos, en un entorno desconocido y encima con enfermedades complicadas, entran en un estado anímico muy bajo. Los videojuegos les ayudan a hacer que se olviden de dónde están al menos durante el tiempo que dura la partida. Juegaterapia ha podido comprobar diariamente los beneficios que el juego tiene en los niños hospitalizados. De hecho, ha llevado a cabo un estudio que revela que el uso de los videojuegos favorece la curación de los niños enfermos de cáncer (llevado a cabo en Hospital La Paz de Madrid):

  • Los niños consumen un 20% menos de morfina mientras juegan con la videoconsola, llegando a registrarse una disminución de hasta el 44% en los momentos de más intensidad, el dolor incidental.
  • Aumentan en un 14% del tono parasimpático, que favorece la curación.
  • Los niños enfermos de cáncer que sufrían mucositis (una de las consecuencias post-quimioterapia más dolorosas que no les permite ni tragar saliva), registraron un alivio del dolor del 14%.

Cómo enviar tu consola

Puedes enviar tu consola o videojuegos sin ningún coste, a través de las delegaciones de Envialia. En la tabla puedes ver las consolas que aceptan, aunque otras más retro como SuperNintendo 64, Sega Megadrive, Game Cube, Play 1 o Nintendo Mini también son bienvenidas. Accesorios tipo Wii-Fit o Guitar Hero no los envíes (les cuesta mucho encontrarles nuevos dueños).

Antes de enviarla comprueba que funcione y que estén todos sus cables para no decepcionar a los niños, así como limpiarla. Busca aquí la delegación de Envialia más cercana y métela en una caja. No olvides pegar un papel con tus datos ya que a los niños y sus padres les gusta ponerse en contacto con los donantes para darles las gracias.

 

Por último, si no tienes consola también puedes colaborar de otras formas, como hacer un donativo, enviar un micropago mensual de 1 euro o hacerte voluntario para echarles una mano.

 

 

Comentarios

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.