Quick-commerce, ¡de búsqueda online a entrega de pedido en 60 minutos!

Quick-commerce, ¡de búsqueda online a entrega de pedido en 60 minutos!

¡e-Commerce en una hora, señora! Sí, a medida que los usuarios han comprobado que comprar online es muy cómodo y seguro, los clientes están empezando a valorar más aquellas tiendas online que tramitan los pedidos con mucha rapidez.

En 1973 una pequeña pizzería de Michigan tuvo una gran idea para destacarse de la competencia: “Si tu pizza no llega en 30 minutos te saldrá gratis”. Hoy día sigue cumpliendo con ello y ha conseguido vender en todo el planeta. ¿Quién no conoce Domino’s Pizza? Éste es un buen ejemplo de cómo la garantía de un reparto rápido gana adeptos.

 

Al Quick-commerce (Q-com) también se le conoce como la tercera generación del comercio y sin duda es una de las tendencias de este 2022. Es la evolución del “recíbelo hoy” al “recíbelo ya”, puesto que amplía el rango de potenciales clientes al poder atrapar ese nicho de consumidores que dejan todo para el último momento.

 

El tiempo de entrega empieza a ser más valioso que el descuento, sobre todo en fechas especiales: San Valentín, el Día de la Madre, Navidad, cumpleaños… al cliente no le importa pagar un poco más si con ello asegura que el regalo llegue a tiempo. Farmacia, alimentos, bebidas, comida (en este caso mejor 30 minutos), droguería, mensajería… muchos productos pueden encuadrarse en esta categoría Express.

 

No hay que darse sólo en 60 minutos desde el pedido, no, son desde que se inicia la búsqueda del producto. Hay que tener un buen Posicionamiento SEO para aparecer en los primeros resultados de Google y puedan encontrarnos. Después, la experiencia de usuario tiene que ser buena tanto en el ordenador como en el móvil, usando una web con diseño adaptativo. No está de más tener un chat online para resolver dudas rápidas y tener múltiples opciones de pago online (mejor si incluye Bizum, Google Pay y Apple Pay). Y es que hay que reducir todas las fricciones posibles.

 

También ayuda recibir emails o notificaciones con el estado del pedido, así como poder ver la localización exacta del paquete y la hora de entrega prevista. Muchos consumidores tienen problemas para estar en casa cierto día a cierta hora, pero con el Quick-commerce tienen la tranquilidad de que una vez que estén en su domicilio pueden recibir su pedido en una hora.

 

No es necesario que todos tus productos se entreguen en una hora, pero sí que deberías incluir algunos, o establecer un precio diferente según la urgencia.

 

Comentarios

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.