Los 10 factores del salario emocional (Muy Interesante)

Los 10 factores del salario emocional (Muy Interesante)

‘Cobrar en emociones’ es el titular del artículo de Muy Interesante (nº 491, abril 2022, págs. 78-79), donde indica: “Una empresa que valora el salario emocional fideliza el talento y aumenta la productividad”.

 

El confinamiento debido a la pandemia por Coronavirus forzó el teletrabajo en muchas empresas y sectores que eran reticentes, y los trabajadores comprobaron que pueden hacer sus tareas de forma más eficiente y compaginar mejor su vida personal. “El salario emocional sería aquel que activa las emociones. Son los beneficios no económicos que te ofrece tu empresa y, especialmente, la capacidad que tiene para contribuir a que experimentemos de forma positiva nuestro trabajo”, indica Manel Fernández, especialista en psicosociología laboral y bienestar laboral. Las organizaciones que lo aplican están consiguiendo aumentar la productividad y reducir el absentismo y los costes operativos.

 

“Una cosa es tu salario, otra la retribución flexible y otra el salario emocional”, comenta Marisa Elizundia, directora de Live Your Brand: “Las empresas deberían ser capaces de ofrecérselo a sus empleados a través de plataformas de crecimiento personal y profesional”. Marisa nos hace ver qué es el salario emocional con una pregunta: “Si quitas todo el aspecto económico de tu trabajo, ¿con qué te quedas?”. Tras investigar ha elaborado un Barómetro de Salario Emocional, donde recoge en un decálogo los principales factores que hay que tener en cuenta:

  1. Autonomía: se refiere a la percepción de libertad. Que el trabajador pueda gestionar sus propios proyectos, que pueda conciliar mejor su vida personal con la laboral.
  2. Pertenencia: sentir que eres parte de un colectivo y que este grupo te aprecia, valora y reconoce.
  3. Creatividad: la posibilidad que tiene el trabajador de poner su propio sello, de aportar de manera creativa.
  4. Dirección: es la proyección de carrera, la oportunidad que te da tu empleo para conseguir tus objetivos futuros.
  5. Disfrute: poder tener momentos de diversión o relaciones sociales auténticas.
  6. Maestría: es la posibilidad de adquirir dominio en tu oficio, de hacerlo cada vez mejor.
  7. Inspiración: momentos en que uno puede ser inspirado o servir de inspiración al otro.
  8. Crecimiento profesional: poder desarrollar nuestras habilidades y competencias a través de retos y formaciones.
  9. Crecimiento personal: oportunidades que tenemos en el trabajo que nos ayudan a ser mejor persona, a reflexionar o a aprender de los errores.
  10. Propósito: poder conectar nuestro trabajo con nuestro propósito mayor en la vida.

 

Comentarios

1 comentario

  1. Que buen artículo! Me gustó mucho tu redacción, muchas gracias por compartir esta información.

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.