Screen skills, las nuevas habilidades digitales frente a la pantalla

Screen skills, las nuevas habilidades digitales frente a la pantalla

Hace tiempo te explicamos en este post la diferencia entre las Soft Skills (actitud en el trabajo) y las Hard Skills (aptitudes y conocimientos), ya que es importante conocerlas y dominarlas. Ahora el Blog Think Big nos habla de las Screen Skills (habilidades frente a la pantalla), ya que con la pandemia y la multiplicación del teletrabajo los empleados deben manejarse con soltura en esta competencia digital.

 

El 70% de las empresas cree que el teletrabajo seguirá aumentando la productividad, así que estamos abocados a un entorno de trabajo híbrido, con personas físicamente en la oficina y otras desde cualquier parte del mundo, así que conocer las Screen Skills nos ayudará a trabajar en remoto con flexibilidad, superando la ausencia del contacto físico entre los compañeros.

 

¿Cuáles son las screen skills?

  • Asertividad y disconformidad a través de la pantalla: La asertividad es la capacidad de expresar las opiniones y reclamar los derechos de forma firme y cordial, y es algo que hay que tener en cuenta ya que las reuniones online a veces complican la participación de todos y provoca que haya personas poco participativas.
  • Colaboración asíncrona: normalmente hasta que no se acaba un trabajo no se pasa al siguiente, pero hay que acostumbrarse a trabajar en paralelo gracias a herramientas colaborativas en la nube como Office 365, para impulsar la interactividad y agiliza el feedback.
  • Comunicación lógica y emocional: en la comunicación por escrito o videollamada a veces se pierde información no verbal, con lo que hay que esforzarse por mostrar empatía digital con la ayuda de emoticonos, usar imágenes explicativas o un tono de voz más amistoso.
  • Independencia y autonomía: la ausencia física del responsable hace que los trabajadores se empoderen, lo que implica más responsabilidad, confianza en el otro y oportunidad para brillar.
  • Priorización de tareas: todos los miembros del equipo deben saber cuáles son los objetivos y las prioridades para gestionar los plazos.
  • Desarrollo de la creatividad y la innovación estratégica: cobra importancia el espíritu emprendedor, probar cosas nuevas e iterar, aprendiendo a tomar decisiones sin depender de otras personas (dentro de los límites de responsabilidad establecidos).
  • Capacidad de aprendizaje continuo: somos responsables de nuestra propia formación permanente, ya sea Reskilling (reciclarse) o Upskilling (mejorar conocimientos en un campo).
  • Inteligencia contextual: debemos ser capaces de gestionar la sobreinformación para distinguir lo relevante y lo confiable.
  • Aportación de valor: la información que generemos con nuestro trabajo debe ser relevante para el resto.
  • Agilidad y adaptabilidad: los clientes pueden aparecer por cualquier canal y en cualquier momento, con necesidades cambiantes, por lo que hay que ser rápido dando nuevas soluciones.
  • Gestión del tiempo: la flexibilidad horaria es genial si se sabe separar horario de trabajo de la vida personal, si no se genera en el empleado estrés, ansiedad y falta de motivación debido a la falta de desconexión por sobrecarga de horas extra.

 

Si quieres más información tal vez te sean de ayuda los consejos de GitLab sobre cómo teletrabajar completamente en remoto.

 

Comentarios

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.