Ordenadores cuánticos, la nueva generación de supercomputadoras

Ordenadores cuánticos, la nueva generación de supercomputadoras

Desde hace años se viene hablando de los ordenadores cuánticos, pero ¿sabemos realmente en qué consiste esta nueva generación de equipos informáticos? Por ahora se sabe que serán capaces de realizar complejas operaciones de una forma más rápida de lo que se hace en la actualidad, lo cual tendrá múltiples aplicaciones, desde ayudar a la ciencia en cálculos enormes hasta simplemente mejorar el rendimiento de tu tienda online.

Desde Hostalia hemos querido conocer un poco más sobre estos equipos futuristas. En un equipo tradicional, la información se almacena en bits que pueden tener el valor de 0 (apagado) o 1 (encendido), pero en un ordenador cuántico la información se almacena en qubits, un bit que se encuentra en una superposición de estados y que podría adoptar el valor de 0 y 1 a la vez. Esta superposición de estados es lo que permitiría reducir el tiempo en la ejecución de las operaciones.

ordenador cuantivo D-Wave One - blog hostalia hosting

El ordenador cuántico canadiense de 128 qubits de D-Wave Systems tiene el honor de ser el primer ordenador comercial de estas características

La investigación sobre la posibilidad de crear este tipo de ordenadores cuánticos surgió en el año 1994 cuando Peter Shor describió un algoritmo cuántico diseñado para factorizar números grandes de una manera más rápida que el método convencional. Al poco tiempo ya se estaba trabajando sobre el primer prototipo.

Pero los equipos cuánticos tienen un serio problema de inestabilidad afectado por el entorno que le rodea. Los científicos están trabajando en la forma de aislarlos y recientemente han hallado la forma de crear un equipo cuántico dentro de un diamante, material que permitiría aislar esas interferencias, logrando almacenar dentro de él dos qubits capaces de realizar operaciones a velocidades realmente extraordinarias.

De llegarse a crear este tipo de equipos los superordenadores como Sequoia se quedarían en nada, ya que con uno de esos ordenadores cuánticos se podrían realizar operaciones a muchísima más velocidad que lo hace el servidor más potente del mundo.

Comentarios

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.