El teletrabajo es un factor determinante a la hora de cambiarse de empleo para el 52% de los trabajadores

El teletrabajo es un factor determinante a la hora de cambiarse de empleo para el 52% de los trabajadores

Robert Walters, una consultora de contratación profesional, ha publicado los datos de la ‘Encuesta sobre el Mercado Laboral de Walters People’.

 

A la hora de cambiar de empleo, el 52% considera el teletrabajo como un factor determinante. Los empleados pueden organizar su jornada laboral de forma más efectiva con el trabajo en remoto, conciliando la vida laboral y familiar, con horarios más flexibles. El Home Office es un tipo de salario emocional cada día más valorado.

 

El 72% indica que el ruido generado en la propia oficina y las interrupciones merman su productividad. Además, el desplazarse a la oficina supone para algunos una carga de estrés debido al tráfico o al colapso del transporte público, y un gasto de tiempo y dinero, lo que puede tener un impacto negativo en la motivación.

 

Por todo lo anterior, el 68% considera que podría ser más productivo si pudiese trabajar desde casa. “Ofrecer la posibilidad de teletrabajar es una buena manera de que las empresas demuestren su preocupación por el bienestar de sus empleados, así como la confianza que ponen en ellos y en su trabajo”, indican desde Robert Walters, añadiendo que se reduce el riesgo de que los trabajadores se quemen al obligarles a ir físicamente a la oficina.

 

Las herramientas tecnológicas como Office 365 facilitan teletrabajar de manera operativa y efectiva. Por ejemplo se pueden realizar videoconferencias con Teams, organizar tareas con Planner, tener sincronizados todos los documentos en la nube y en el ordenador con OneDrive o disponer de todos los programas de ofimática (Word, Excel, PowerPoint…).

 

Para Robert Walters hay 4 fundamentos básicos en la gestión de equipos de trabajo a distancia:

  1. La transformación del sistema de evaluación: se basará en resultados en lugar de en el presencialismo, lo que conlleva un cambio de mentalidad en los responsables de equipo.
  2. La generación de alternativas (innovadoras) de comunicación: para evitar que los empleados pueden sentir menor conexión personal y menor sentimiento de pertenencia a la organización, se debe fomentar el uso de canales digitales (Workplace, Teams) y establecer eventos que fomenten la interrelación.
  3. La creación de una cultura flexible: los profesionales no deben sentirse perjudicados por trabajar en remoto ni sentirse menos beneficiados que aquellos que trabajan de manera presencial.
  4. El manejo del síndrome del trabajador quemado: el trabajo en remoto y el uso de dispositivos hace que la separación entre trabajo y vida privada se difumine, lo que suele reflejarse en una bajada del rendimiento, desapego y desmotivación. Conviene que los directores hagan evaluaciones para vigilar que los empleados no teletrabajen en exceso.

 

Comentarios

Déjanos un comentario o cuéntanos algo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.